Follow by Email

sábado, 5 de abril de 2014

La televisión que nos viene





Lo que viene: una televisión por internet, más barata, segmentada, personal, visible en todas las pantallas, organizada temáticamente y con centenares de nuevos canales y operadores.

Aunque no nos de la sensación de que la industria de la televisión esté viviendo una extraordinaria transformación, un buen observador ve que existe un terremoto en el audiovisual que va a mover los pies de los gigantes.

El escritor Zachary Seward analiza en la revista digital Quartz las consecuencias de este sismo en Estados Unidos que es ya, sin espera, para mañana mismo.

Todos se preparan para dar televisión exclusiva a través de internet

En Estados Unidos hay piezas sueltas que están formando un nuevo puzzle. Este mes, la compañía Dish Network firmó un contrato que le permitirá incluir ABC, ESPN y otros canales de Disney en un servicio de televisión que servirá a sus abonados exclusivamente por internet. Hasta ahora era imposible cerrar acuerdos como éste, pero parece que la tv por internet es ya imparable.


DirecTV no quiere quedarse atrás y está negociando un acuerdo similar también con Disney. Sony tiene derechos para internet de los canales de Viacom, que incluyen MTV y Nickelodeon. Verizon hizo una importante inversión en tecnología de Intel con la misma finalidad. Y empresas como Apple y Amazon se están preparando para dar servicios similares.

Dish cobrará entre 20 y 30 dólares al mes por una oferta que ha bautizado como "servicio de suscripción personal". Esta denominación se aleja ya de los sistemas de televisión de pago tradicionales y los analistas apuntan que las grandes operadoras de cable y satélite están en la misma línea, revolucionando la forma de vender televisión a la que hasta ahora estamos acostumbrados.

La televisión que nos espera mañana

1. Será más barata

En Estados Unidos se baraja una cifra mensual a pagar por el espectador entre 20 a 30 dólares, la mitad de lo que los hogares americanos pagan actualmente por sus servicios de televisión. "Creemos que hay un grupo de consumidores de 18 a 34 años de edad, que estarían dispuesto a pagar esta cantidad a cambio de algunos de los mejores contenidos que hay por ahí" declaró a Bloomberg Dave Shull, director comercial de Dish.

La generalización de la banda ancha y de la fibra óptica hace posible que los hogares puedan recibir servicios de televisión en casa a través de internet, con lo cual aumentará la competencia, lo que empujará los precios a la baja al romper los monopolios estatales o regionales de compañías que distribuyen contenidos por cable .

2. La nueva oferta de canales será segmentada y limitada

Las empresas que proporcionen televisión por internet ofrecerán solo canales que interesen a su público objetivo. Por ejemplo, si buscan público joven apostarán por ESPN y si les interesan padres con hijos menores optarán por Disney Channel.

Este movimiento es lógico si se considera que negociar con las empresas propietarias de contenido ha sido siempre muy complicado y que muchos espectadores piensan que pagan por tener en casa muchos canales que no ven nunca y que les complica la vida a la hora de elegir.

Apple empezó ya el año pasado a perseguir una estrategia similar en su oferta de internet y televisión, buscando acuerdos con empresas de contenido que le permitieran ofrecer paquetes de canales segmentados y temáticos.

DirecTV se dirige también a públicos específicos como hispanos o niños, a precios reducidos y con canales en su línea de interés.

3. Los canales generalistas son antiguos: se imponen los temáticos

La distribución del contenido organizado en canales generalistas es una forma antigua de organizar la televisión.

La televisión por internet mejora la experiencia de navegación. Comcast, por ejemplo, tiene una nueva caja en su servicio de cable cuya interfaz permite elegir películas o deportes sin necesidad de conocer el horario o el número del canal de televisión que las emite. Time Warner Cable también trabaja en facilitar la selección de contenido en los servicios tv a través de internet.

4. Las suscripciones serán “personales”, no por hogar, como los teléfonos

La televisión dejará de venderse exclusivamente a hogares y empezará a ser “personal”, con sistemas de suscripción parecidos a los de los teléfonos móviles.

Vender suscripciones individuales de TV permite precios más flexibles y mayor personalización en la elección del contenido, el diseño de la interfaz y el tipo de publicidad que se emita.

5. Será visible en toda las pantallas

Las suscripciones personales también facilitan su uso en más de un dispositivo. "La televisión" es sólo una pantalla más. Muchos prefieren ver sus programas en el teléfono, tablet o PC. En definitiva lo que hay son "máquinas con pantalla de cristal conectadas a internet”. Los contenidos estarán en la nube, para que puedas programar y ver las grabaciones desde cualquier lugar.

6. El mejor control remoto será el teléfono y la tableta

Los teléfonos y las tabletas servirán también de controles remotos.

 
7. Habrá plena integración de los servicios de video y el aparato de televisión

Se acabará lo de tener cuatro mandos de televisión, y tres o cuatro aparatos conectados, de funcionamiento complejo.

La próxima generación de servicios de televisión resolverá eso integrando todos los servicios de video que prestan Apple TV, Chromecast, Netflix, Hulu o Amazon Instant Video streaming.

Netflix recientemente llegó a un acuerdo con Comcast para la mejor distribución de su contenido, lo que pasaría por poner Netflix en versiones futuras de su caja de cable. Eso sería un primer paso que seguramente tendrá imitadores hasta llegar a la integración total de servicios de video y aparatos de televisión.

Si eso llega a suceder no habrá diferenciación entre televisiones via IP o bajo demanda y canales convencionales. El espectador no verá distinciones entre unos y otros.

8. El espectador exige un uso fácil y accesible

La gente quiere un acceso al video personalizado y fácil, que es una forma de explicar el éxito de Hulu. Gran parte del contenido de Hulu está disponible a través de los menús a la carta, pero dichas interfaces están mal diseñadas, de modo que los espectadores no saben, a veces, ni que está disponible. Hulu es fácil de usar. HBO Go es fácil de usar. Netflix es fácil de usar. Y la gente está dispuesta a pagar por esa comodidad.

Una televisión por internet será un menú a la carta con el mejor diseño.

9. Saldrán constantemente nuevos canales de televisión

La nueva televisión por internet tiene muchas características que convierten la creación de nuevos canales en algo relativamente sencillo. Ahora es más barato hacer televisión, no hacen falta permisos de los gobiernos, ni licencias de emisión, ni tampoco dependes de una compleja red, que ya está instalada.

Todo el mundo puede sintonizar tu nuevo canal en su ordenador o en los dispositivos móviles, o en las televisiones conectadas.

WWE, el principal promotor de lucha libre de Estados Unidos, por ejemplo, ofrece su canal de video streaming con acceso a eventos que antes se adquirían sólo como complementos para TV por cable en vivo.

Apple TV creó un canal Beatles para celebrar el 50 aniversario del debut de la banda en Estados Unidos.

GoPro, en origen un fabricante de cámaras, está lanzando un canal Xbox.

El PBS app para Apple TV ofrecerá nuevos episodios de programas como Downton Abbey, Sherlock y NewsHour.

Todo tipo de empresas, desde las ligas deportivas a los estudios de cine, están estudiando crear sus propios canales y vender contenido directamente, siempre que lo permitan sus acuerdos de licencia.

La posibilidad es real y está ahí.

Asignaturas pendientes: Hay que mejorar internet

Para que esto sea posible hay que mejorar la infraestructura de internet, tanto en Europa como en Estados Unidos. No toda la red permite servir video de buena calidad. Hay que mejorar la tecnología y la fiabilidad para que no se produzcan cortes o demoras.

Y hacerlo más barato

Aunque a primera vista la televisión por internet parece más barata que la televisión de pago tradicional, hay que pagar mensualmente una factura que garantice la conexión y un ancho de banda suficiente para distribuir video.

Muchas compañías que actualmente son solo proveedores de servicios de internet están están estudiando la posibilidad de ofrecer televisión, por lo que habrá que ver cual es la política de fijación de precios y como afecta esto a las tarifas de las compañías que suministran habitualmente contenidos de televisión por otros medios y que ahora lo harán a través de internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada